Boca Abierta

"Cuando con la primavera se agitan nuevamente las energías vitales,vuelven a engendrarse todas las cosas" I Ching


6 Comments

Una Pasión Impostergable

Finalmente me siento a escribir… Y encuentro un sentido con Pasión en este 2014!

Algo se me había quedado desde años atrás en un deseo sin realización… Tal vez fue mi exigencia, o fueron mis excusas, o mi falta de tiempo para hacer, no aquellas cosas urgentes sino aquellas importantes; las que postergaron este deseo… La realidad es que hoy estoy sentada frente a mi computadora, lista para la realización de este deseo y este sueño del pasado… ESCRIBIR!

Podría empezar por ahí, pero creo que lo dejaré para otra ocasión, para otra reflexión; será otra escritura…

Hoy comenzaré, por lo que esta mañana a las 5:30am me despertó: LA PASIÓN!!!!

Hay para mí, un espacio mágico en el sueño o en el tiempo de descanso, cuando inmovilizando el cuerpo aparece entonces esa otra parte de nosotros que es nuestra alma, nuestra historia, nuestras postergaciones y deseos. Digo que es mágico, porque se desvanece esa imperceptible linea divisoria entre el deseo y la realización, entre la duda y la certeza, entre el miedo y el riesgo;  y aparece el sentido, la conexión… Es allí donde me suceden los mejores encuentros y esta mañana pasó!!! salió LA PASIÓN de su escondidijo habitual.

Déjenme describirla: todavía con mis ojos pegados me llegó lo que en otras ocasiones ya me había sucedido, una conexión, una inspiración que me trajo la siguiente pregunta: ¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO GANARNOS LA VIDA CON LA PASIÓN? ¿Por qué aquello que nos apasiona y para lo que somos buenos y nos sale del alma no nos sirve para hacer plata?… ¿Qué mejor que LA PASIÓN nos mueva a los humanos a hacer algo? ¿En qué cosa somos mejores que aquello en lo cual estamos infundidos por ella?… Y por ahí me fui despertando, abriendo mis ojos y ahora mi BOCA, para finalmente sentarme frente a esta computadora a escribir…

Con los ojos abiertos, con el cuerpo dispuesto, salgo a las 6am de mi casa a realizar lo que  hace algunos años fue mi PASIÓN, la trotada, la carrera… ¿Por cuánto tiempo esta pasión me levantó diariamente, para estar en forma, para tener un espacio propio en un tiempo en el que mi maternidad y mis hijas me lo ocupaban todo? ¿Por cuantos años esta pasión avivó mi espíritu?… Hoy conecto mi cuerpo, mi espíritu y mi reflexión; y salgo de la casa a oscuras (como tantas veces) a hacer lo que ya hacía en otra época, y  fue otra la sensación… Una pierna que no responde al ritmo de mi deseo, corrí y caminé por mi barrio, por mi parque, y repase el pasado, repase las casas, mire los arboles-amigas, los pájaros, el amanecer, la salida del sol, el encanto de la luz… Y seguía la pasión de mi despertar rondando en  mi cabeza, en mi conciencia, en mi presentimiento…

LA PASIÓN, esa que hizo tirarme de la cama durante tantos años para crear un espacio y una realización con el ejercicio, hoy me despierta para conectarme con otra PASIÓN: EL COACHING,  y con otra, que siempre ha estado ahí inexplorada: LA ESCRITURA!!!!

Ahora escribo como la Coach Ontológica que soy, para desde acá acompañar a otros, en sus reflexiones, dudas y/o encuentros.

Bueno, hoy 3 de Febrero, comienzo este Blog y deseo tener el tiempo y el propósito para hacer de esto una disciplina con la pasión que siempre me ha acompañado en mis realizaciones…

Empiezo con la siguiente reflexión: Creo que los humanos vivimos en una gran desconexión los unos de los otros y también con nosotros mismos, se  nos ha enseñado a vivir descuartizados, desmembrados: un cuerpo andante sin alma, una cabeza sin emociones, una conciencia obligada a pensar desde el deber, una pasión solitaria con un largo compás de espera, un tiempo de cansancio, de agotamiento, de rutina… Y vuelve a mi mente el soplo infundido en el despertar de esta mañana: ¿Por qué con la PASIÓN no podemos ganarnos la vida? ¿Por qué no podemos hacer dinero con aquellos que nos gusta o para eso que somos buenos? Lo veo y escucho diariamente en mis conversaciones de coaching con personas de diferentes edades, géneros, educación y diferentes culturas. Son muy pocos los que llegan agradecidos, reconocidos, bendecidos, favorecidos, contentos con lo que hacen. La mayoría están perdidos, frustrados, amargados en la manera o en forma en la que viven el día a día laboral.

Parece todo esto un sin sentido o una interiorización literal de la sentencia Judeo-Cristiana: “Te ganarás el pan con el sudor de tu frente”. ¿Qué necesitamos para infundirle a nuestra realización, pasión y deseo?

Atrevámonos a unir todo aquello que está suelto y desconectado: El cuerpo y el alma, las emociones y la conciencia, los sueños y la realidad, la pasión y la realización… Y así quizás la vida vuelve a tener color, valor y sentido!!! Dejemos que LA PASIÓN salga hacernos compañía y podamos entonces crear, soñar, disfrutar, vacacionar, y también porque no, ganarnos nuestro sustento para vivir más dignamente!

¿Y CUÁL ES TU PASIÓN?

ANA BEATRIZ.